Principal

Top Noticias

En

¿Qué gastos no son deducibles de impuestos?

En caso de que no sepas qué gastos no son deducibles de impuestos y pienses incluirlos en tu declaración anual, te decimos cuáles son para que no los consideres.

Se acerca el momento de presentar la declaración anual tanto de personas físicas como de personas morales y con ella, de declarar todas nuestras compras e ingresos.

En dicha declaración es necesario desglosar toda la información referente a nuestros gastos, de los cuales algunos pueden ser deducibles de impuestos.

¿Qué quiere decir esto? Te lo explicamos a continuación

¿Qué significa que un gasto es deducible de impuestos?

Cuando se habla de un gasto que es deducible de impuestos, por lo general nos referimos a gastos relacionados a la actividad de nuestro negocio. Es decir, gastos que nos ayudan en nuestro negocio a generar ingresos.

Un ejemplo de un gasto deducible puede ser la compra de mercancía, que tenga que ver con la actividad económica que realizamos.

Otro ejemplo podría ser la compra de herramienta o aparatos, cuyo uso será destinado a generar ingreso en nuestro negocio. Así mismo, los gastos médicos son deducibles de impuestos, siempre y cuando sean para nosotros o parientes directos.

Esta deducción de impuestos se ve reflejada al momento de realizar la declaración anual, ya que al declarar dicha deducción se genera un saldo a favor, el cual nos es regresado mediante un depósito.

Sin embargo, existen gastos que no son deducibles de impuestos dado que no son reconocidos como gastos necesarios de nuestro negocio.

A continuación te listamos los principales que el SAT no reconoce como gastos deducibles de impuestos.

¿Qué gastos no son deducibles de impuestos?

Existen distintos tipos de gastos que no son considerados deducibles de impuestos, debido a su naturaleza y que no son esenciales para el desarrollo de nuestro negocio.

Los más comunes son:

  • El pago de IVA
  • Pago de ISR
  • Compra de alimentos para consumo personal
  • La compra de ropa
  • Consumos en bares o restaurantes
  • Pago de servicios de aduana
  • Insumos contables
  • Intereses moratorios
  • Gastos personales dedicados al entretenimiento
  • Pago de multas

Todos estos pagos NO son deducibles de impuestos, por lo que si los incluimos en nuestra declaracion anual como tales podemos generar errores e incluso ser acreedores a multas.

¿Qué gastos sí se pueden deducir de impuestos?

Para evitarte dolores de cabeza, a continuación te dejamos el listado de todos los gastos que sí son deducibles de impuestos.

Ten en cuenta que para poder deducir un gasto, estos deben poderse comprobar mediante su factura correspondiente y encontrarse debidamente registrados ante el SAT.

Los gastos que sí son deducibles son:

  • Donativos
  • Aportaciones voluntarias al fondo del retiro (AFORE)
  • Gastos médicos, dentales y gastos hospitalarios (medicamentos, compra de prótesis, terapias de rehabilitación, estudios clínicos, etc).
  • Lentes graduados de máximo $2,500 pesos.
  • Colegiaturas (desde el preescolar y hasta preparatoria)
  • El pago de priumas de seguros de gastos médicos.
  • Transporte escolar.
  • Compra de herramienta, muebles y aparatos relacionados con nuestra actividad económica.

Así que ya lo sabes. Ten cuidado con qué gastos presentas como deducibles para evitar pasar malos ratos.

Recuerda que la presentación de la declaración anual de personas morales se lleva a cabo durante el mes de marzo, mientras que la de personas físicas es durante el mes de abril.

Ir a la sección Noticias

Regresar a la Página Principal