Principal

Top Noticias

En

Tarjeta de crédito, como usarla y sacar una

La tarjeta de crédito es una pieza de plástico, que contiene una cuenta bancaria, emitida por una entidad financiera. Regularmente la expiden bancos, aunque también tiendas departamentales y otras plataformas. El portador de una Tarjeta de crédito, puede solicitar dinero “prestado” a la entidad financiera. En otras palabras, utilizas dinero que te proporciona la entidad financiera para comprar productos en esa u otras tiendas.

 Con esta tarjeta puede comprar objetos, pagar servicios o incluso pagar deudos de otras tarjetas o préstamos. Sin embargo, hay que resaltar, que ese dinero usado se debe reponer o pagar diligentemente.

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito?

La tarjeta de crédito funciona de la siguiente forma. La entidad financiera, regularmente un Banco, te establece por medio de una tarjeta un límite de crédito. Este límite que depende tanto de tu nivel de tarjeta y la mayor parte de los casos tu historial crediticio, determina que tanto dinero “prestado puedes usar”. Este dinero puede ser utilizado directamente en pagos con dicha tarjeta o solicitar efectivo. Sin embargo, ambas cosas generan intereses o un impuesto correspondiente.

El límite de tu TC (tarjeta de crédito), puede ir incrementando, esto dependiendo de tu historial de pago. Esto quiere decir que, dependiendo de qué tan bueno seas para pagar tus deudas, el banco considerara aumentar tu limite crediticio. Además de pagar a tiempo, también se considera la cantidad de veces y dinero usas de esta tarjeta, el solo tenerla y usarla de vez en cuando no te sirve de mucho para un buen historial crediticio.

La TC, funciona como un pagaré. Por ejemplo, yo quiero comprar una bolsa de papitas que cuesta 15 pesos, pero solo tengo 10 pesos, entonces mejor decido pagar en la tienda con mi TC. La entidad financiera que te la dio, ya sea un banco u otro tipo de empresa, pagará esa bolsa de papitas, con la condición que el mes entrante tú le pagues a la entidad. Este costo si no es cubierto en una fecha limite (usualmente un mes) o su equivalente en pagos diferidos, generará un interés.

Intereses

Un interés es una penalización por retrasarte con el pago de cualquier tipo de financiamiento. A su vez te presenta la opción de pagar en montos muy bajos una deuda adquirida para pagar un producto, a cambio de inflar el precio por medio de este interés.

Por tanto, quiere decir, qué con tu tarjeta de crédito, accedes a un prestamos de inmediato por parte de una entidad financiera. Este préstamo puede usarse en distintos montos, sin embargo, no se puede exceder el límite crediticio de la TC. Este límite si es alcanzado, no podrás disponer de más dinero “prestado por la entidad” hasta que saldes toda o parte de tu deuda.

Puedes sacar dinero efectivo con tu TC, pero esto debe ser en cajeros autorizados o en ventanillas de la entidad financiera. Este movimiento en ocasiones tendrá un costo, consúltalo con tu entidad crediticia. Este coso usualmente es desde un 5% hasta un 15% del dinero solicitado, el cual se te cobrara además del monto solicitado. Ese porcentaje puede variar por entidad financiera y hasta por monto solicitado.

¿Cómo funciona el pago a la Tarjeta de Crédito y su límite crediticio?

En lo general el pago de tu TC se realiza una vez al mes, esto dependiendo del corte y pago acordado con la entidad financiera. Este pago debe realizarse en tiempo y forma y consiste en todo lo que gastaste o usaste con tu TC. En caso de no realizarse el pago a tiempo, este generara recargos o intereses que deberás pagar lo antes posible para que no te suspendan el servicio o caigas en buró de crédito.

El limite crediticio de una TC, como se mencionó es otorgado por la entidad crediticia. Este funciona como un tope para el “dinero” que te estará prestando la entidad financiera. No puedes rebasar de este, si necesitas incrementar tu línea de crédito, puedes marcar a la institución y ellos evaluaran si te la aumentan o no. El aumento de crédito dependerá de si estas a corriente con los pagos y de cuantas veces la haya usado. Como mencionamos antes, si tienes una TC y no la usas, no te sirve de nada.

Recuerda que los pagos pueden ser diferidos en mensualidades, esto ya dependiendo del monto o la entidad financiera. Toma el control de tus pagos y aprovecha cualquier promoción o descuento.

¿Cómo puedo sacar una Tarjeta Crédito?

Primero que nada, debes ponerte en contacto con una entidad crediticia, estas pasarán a evaluarte para poder solicitar una TC. Estas entidades, pueden ser de origen gubernamental, bancario, tiendas departamentales u otros. Ya dependerá de que entidad y marca de la misma contrates, el tipo de cláusulas, beneficios o requisitos te otorguen. Siempre revisarán el buró de crédito para saber si les “conviene” otorgarte una línea de crédito (Tarjeta de crédito).

Aun así, hay una serie de requisitos universales para obtener una TC, los cuales son:

  • Ser mayor de edad, (en México es tener al menos 18 años).
  • Tener limpio tu Buró de crédito.
  • Dependiendo de la entidad financiera, te pedirán comprobante de ingresos.
  • Se abrirá una cuenta, ya sea bancaria o de la institución financiera en caso de no ser un banco.
  • Comprobante de domicilio, no mayor a 3 meses.
  • En el caso de los bancos, tener una cuenta anterior, te ayudará a saltar requisitos.
  • Una identificación oficial, INE o Pasaporte.
  • Tener menos de 69 años, esto solo si es tu primer TC, si ya cuentas con al menos una, puedes solicitarla sin problemas.

Nota final: Debes tener en cuenta que una TC, es una responsabilidad financiera. Tienes que estar al pendiente de los pagos y de cómo la usas, porque podrías acarrearte una deuda muy fuera que ya no puedas pagar. Te recomendamos usarla solo para emergencias o gastos muy contemplados. Aun así, recalcamos qué si quieres una mayor línea de crédito o incluso un préstamo fuerte, debes usar tu tarjeta seguido, aunque con responsabilidad e inteligencia.

Nota extra: Cada Tarjeta de Crédito, cuenta con una anualidad, un pago que se realiza cada año, este dependerá del tipo de TC y de la entidad financiera que te lo expida. Recuerda que esta anualidad puedes negociarla con tu entidad financiera, aprovecha las promociones que te den.

Trámites Relacionados:

Regresar a la Página Principal